Siempre me pareció que la costumbre en algunos otros países europeos de viajar un año o dos antes de elegir estudios superiores era necesaria. Veía a otras gentes del mundo desarrollado hacer esto y pensaba: Así mucho mejor. No fue mi caso. Estudié Publicidad y RRPP en el CEU de Valencia, mi ciudad natal. Después de aquello, mi primer trabajo fue en la extinta Bancaja. A los pocos años me dí cuenta de que pasaba demasiadas horas sentado delante de demasiadas pantallas. Y con diez años de retraso me dije: Voy a empezar de nuevo. Me fui un par de años de viaje.

Dando vueltas por el mundo decidí que quería ser fotógrafo. En España no había estudios decentes sobre esto por entonces, así que me fui al extranjero. Y estudié primero una licenciatura, después otra y por último un ster. Todo en la University of the Arts London. Mis inquietudes audiovisuales han dado muchas vueltas desde entonces y ahora abarcan desde la ficción de vídeo hasta la fotografía de interiores y decoración. Intento buscar lo bello incluso en lo vulgar y mundano. Siempre procuré no ponerme etiquetas. Hasta ahora el mercado te obligaba a hacerlo. Pero eso, por suerte, está cambiando a buen ritmo…